Un extraño se apareció en un funeral sin ser invitado. Esto desencadenó una gran sorpresa para todos

Un extraño se apareció en un funeral sin ser invitado. Esto desencadenó una gran sorpresa para todos

Consumida por su pérdida, Loraine no notó la dureza del banco donde estaba sentada. Estaba en el funeral de su más querida amiga - su madre.

Finalmente había perdido su larga y angustiosa batalla contra el cáncer. El dolor era muy intenso, tanto que le era difícil respirar algunas veces.

Crédito: Salem Web Networks

Crédito: Salem Web Networks

LEER TAMBIÉN: Congresista asegura que si lees y estudias mucho puedes padecer de alzheimer

Siempre estuvo ahí para ella, su madre aplaudía más fuerte que cualquiera en sus obras escolares, sostuvo una caja de pañuelos mientras escuchaba su sobre su primera ruptura amorosa, la reconfortó luego de que su padre murió, la alentó en la universidad, y rezó por ella toda su vida.

Cuando le diagnosticaron su enfermedad, la hermana de Loraine, Valerie, tuvo un nuevo bebé y su hermano, Gerard, se había casado recientemente con su amor de secundaria, así que le tocó a ella, la hija del medio con 27 años sin ataduras, ella debía cuidar de su madre. Y lo consideró un honor.

"¿Y ahora, qué?"preguntó, sentada en la iglesia. Su vida se extendía como un abismo sin fin ante ella. Su hermano se sentó estoicamente con su cara mirando a la cruz mientras sostenía la mano de su esposa.

Crédito: Pixabay

Crédito: Pixabay

Valerie se sentó hundida en el hombro de su marido, los brazos de él rodeándola mientras ella cargaba a su hijo. Todos sumidos en un profundo duelo, nadie notó que Loraine se sentó sola. Su lugar había sido al lado de su madre, preparando sus comidas, ayudándola en todo.

Ahora ella había avanzado. El trabajo de Loraine había finalizado y ahora estaba sola. Escuchó una puerta abrirse y cerrarse con un estruendo en la parte trasera de la iglesia. Pasos rápidos en el suelo encarpetado. Un joven exasperado miró alrededor brevemente y se sentó junto a ella.

Juntó sus manos y las colocó sobre su regazo. Sus ojos estaban llenos de lágrimas. Empezó a bufar. "Llegué tarde," explicó, a pesar de que no era necesario que lo hiciera. Después de varios elogios, se acercó y comentó "¿Por qué siguen llamando Margaret a Mary?"

Crédito: Funeral Resources

Crédito: Funeral Resources

"Porque ese era su nombre," respondió Loraine. "Margaret. Nunca Mary. Nadie la llamaba 'Mary." le susurró, preguntándose por qué esa persona no podía haberse sentado del otro lado de la iglesia.

LEER TAMBIÉN: ¿Tengo un nombre extraño?

Interrumpió su duelo con sus lágrimas e inquietud. ¿Quién era éste extraño, de todos modos? "No, eso es incorrecto," insistió, mientras varios los miraban mal por estar susurrando. "Su nombre es Mary, Mary Peters."

"Esa no es ella," le respondió. "¿Ésta no es la iglesia luterana?" Pero no lo era, la iglesia luterana estaba al cruzar la calle.

Crédito: Salem Web Network

Crédito: Salem Web Network

La solemnidad de la ocasión mezclada con la realización del error del hombre salió de dentro de ella en forma de risa. Colocó sus manos sobre su rostro, en la espera de que se interpretara como llanto, pero no funcionó.

Las miradas de losotros dolientes hicieron que la situación pareciera más divertida. Echó un vistazo al hombre sentado a su lado. Él también estaba riendo mientras miraba a su alrededor, decidiendo que era demasiado tarde para una salida sin incidentes. Se imaginó a su madre riendo

Con el "Amén" final, salieron corriendo por una puerta y entraron al estacionamiento. "Creo que seremos la charla de la ciudad", sonrió. Dijo que se llamaba Rick y que había perdido el funeral de su tía, le invitó una taza de café.

Crédito: Cheeriodicals

Crédito: Cheeriodicals

Esa tarde comenzó un viaje de vida para Loraine con éste hombre que asistió al funeral equivocado, pero estaba en el lugar correcto. Un año después de ese día, se casaron en una iglesia campestre. Esta vez ambos llegaron a la misma iglesia a tiempo.

En su tiempo de dolor, le dieron risas. En lugar de la soledad, le dieron amor. El junio pasado, celebraron su 22 aniversario de boda. Cada vez que alguien les pregunta cómo se conocieron, Rick les dice: "Su madre y mi tía Mary nos presentaron. Fuimos una pareja hecha en el cielo. "

¡Qué conmovedor! ¡COMPARTE esta historia con tus amigos y seres queridos!

LEER TAMBIÉN: Cuando ella tenía 24 años, su padre le confesó que tenía otra hija de la que nunca había hablado

Fuente: Rumor Has It Legends

Noticias relacionadas

Su bebé tenía una fiebre muy alta, pero de repente un ángel inesperado apareció para cuidarlo

Su bebé tenía una fiebre muy alta, pero de repente un ángel inesperado apareció para cuidarlo

Su bebé tenía una fiebre muy alta, pero de repente un ángel inesperado apareció para cuidarlo
QUIVO.co
Mailfire view pixel